Impresión 3d sostenible: Filamentos PLA

El PLA o ácido poliláctico es un polímero biodegradable derivado del ácido láctico con múltiples usos, entre los que se encuentra la impresión 3d. Este material se obtiene mediante la polimerización del ácido láctico que tiene su origen en la fermentación de azúcares procedentes de productos vegetales con alto contenido en almidón.

El origen de este polímero se encuentra en 1932 cuando Wallace Carothers consiguió un producto con un bajo peso molecular calentando el ácido láctico al vacío. Posteriormente en 1954 tras varias mejoras Dupont, para el cual trabajaba Carothers, patentó el proceso.

Como ya hemos indicado el PLA tiene como materias primas productos vegetales con un alto contenido en almidón como pueden ser el maíz, la remolacha, el trigo o la caña de azúcar, productos que son 100% renovables y adaptados a los recursos vegetales de cada región. Si a esto unimos que es biodegradable lo hace un producto muy interesante, sobre todo porque tiene propiedades similares o mejores a otros termoplásticos que tienen su origen en el petróleo.

El problema que se plantea con este plástico “ecológico” es que para su producción se utilizan combustibles fósiles, aunque es importante resaltar que se requieren entre un 20 y un 50% menos que para la producción del mismo tipo de plásticos que tienen como base el petróleo. Otra de las críticas es por la emisión de CO2 y CH4, gases causantes de efecto invernadero, durante su descomposición, pero este es compensado por el que absorben las plantas que se utilizan para su producción durante su crecimiento.

En la industria este material se usa para el empaquetado (bolsos, tazas, bolsas verduras congeladas, recipientes de alimentos, líquidos, …), envases de leche y transparentes de alimentos, y en la industria textil como fibra sintética. También se usa en la industria médica para implantes en el hueso o en tejidos y para suturas ya que es un material biodegradable y bioabsorbible.

En el mundo de la impresión 3d el filamento PLA es conocido por su facilidad de impresión, por lo que cuando se empieza a imprimir en 3d es el material más utilizado, a lo que se suma que muchas de las impresoras 3d utilizan este material para la impresión. Entre las ventajas que ofrece, por ejemplo, está que tiene menos contracción entre capas por lo que se evita que las capas intermedias–altas se agrieten, y que, al no ser tóxico y que tiene un olor que no es muy desagradable, es un material recomendado para el uso en casa.

Por el contrario, una pieza hecha con este material sufrirá a temperaturas de más de 60 grados, su resistencia es bastante baja por lo que si golpeamos las impresiones hechas con este material se romperán y absorbe mucha humedad, por lo que hay que tener cuidado con el entorno en el que se imprima.

Como hemos visto los filamentos PLA son un material ideal para la impresión 3d a nivel doméstico, ya que es un producto biodegradable, no tóxico, sin olores incómodos y fácil de manejar. En Winkle ponemos a tu disposición PLA de alta calidad, ya que el objetivo de nuestra empresa es ofrecer los mejores productos y servicios de filamentos en el sector de la impresión 3d. Entra en nuestra tienda on-line y empieza a crear.

¡Síguenos en redes sociales!
RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *