Winkle empresa comprometida con el medio ambiente

Fieles al compromiso con el medio ambiente, surge la idea de buscar un nuevo proveedor de bobinas para nuestro filamento. Tras la búsqueda para conseguir unas bobinas más sostenibles, nos decantamos por la marca Alpaplastic.

¿Qué hacen diferentes estas bobinas 3D?

Estas nuevas bobinas 3D tienen un diseño de cinco secciones asimétricas y nervaduras rectas «a diamante» y lo mejor, es que son fabricadas a partir de materiales reciclados de la basura.

En Winkle ya somos sostenibles

A finales de 2020 en Winkle lanzabamos nuestro filamento 3D reciclado. El filamento PLA-HD es creado a partir de los residuos que se generaran en la producción de los filamentos. Queremos aportar nuestro granito de arena para frenar el calentamiento global y la acumulación de basura.

¿Qué es una empresa sostenible?

Las empresas sostenibles son aquellas que buscan la mejor gestión de los recursos impactando lo menos posible en el medio ambiente. Estas empresas entienden que para ser competitivas han de ser responsables con el medio.

«Ser verde está de moda» y aunque no todas las empresas lo ven claro para valorar el retorno de la inversión ni generar beneficios a corto plazo, es necesario que implanten medidas encaminadas a llevar una filosofía de Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Lejos de ser acciones altruistas, se ha comprobado que seguir esta línea empresarial, ayuda a mejorar las relaciones con todos los grupos de interés de la compañía.

Esto que nació como una tendencia ha llegado para quedarse. Uno de los motivos que han animado a las empresas ha sido la influencia de los mercados internacionales, así como la preocupación de los consumidores.

Prácticas sostenibles más habituales en las empresas

Ser una empresa sostenible no vale solo con palabras, es necesario crear acciones e implementarlas en el día a día de las empresas que ayuden a cuidar nuestro entorno. Por eso, hoy queremos compartir algunas de las acciones sostenibles más sencillas que puede llevar a cabo tu empresa:

  • Cuidar el consumo de los recursos economizando el agua y la electricidad.
  • Programas de reciclaje, la empresa debe ser sensible con el reciclaje de productos como el papel, el vidrio, y componentes electrónicos, estos cada vez más habituales debido a la obsolescencia planificada.
  • Eliminación del plástico en la medida de lo posible en los procesos de producción y en el consumo, favoreciendo el principio de economía circular en nuestra empresa.

Independientemente del sector en el que esté posicionado tu empresa, apuesta por ser un referente en empresa sostenible, ya que supondrá un ahorro de costes de los procesos productivos.

¡Síguenos en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *